Cómo llegué a profesora de ELE

El sábado, conversando con unos amigos, recordé a mis primeros alumnos en Valencia Acoge: Hong Da Xiao, Wei-king King, Chen, Imtiaz… La emoción que sintieron al ver el mar por primera vez en una excursión a El Saler, el sabor de mi primera pakora al ritmo de Lollywood… A pesar de los años (1995) y de los alumnos que he tenido, no me he olvidado de esos primeros nombres, de sus caras y sus historias personales. Era mi primera experiencia pedagógica e intercultural.

Mi problema a la hora de escoger una carrera era que me gustaban demasiadas cosas (historia, filosofía, filología…), ¡todo de letras! También me gustan las ciencias naturales y de la salud, pero “no era buena” en matemáticas (¿no era buena o no eran “buenos” mis profesores?). Me matriculé en filología por eso de poder leer muchos libros de literatura, pero en segundo de carrera empecé también historia del arte, luego me sedujeron la semiótica de la cultura, los estudios de género, el cine…, por eso mis cursos de doctorado eran cada uno en una facultad, gracias a un programa interdisciplinar, entonces pionero, del Instituto de la Mujer. En la facultad yo disfrutaba más de cursos de extensión universitaria que de las clases-clases, o sea del aprendizaje de espacio abierto (transdisciplinariedad) que de la enseñanza ortodoxa. Mi primer curso de formación fue en sociolingüística, con un brillante comunicador, Enric Larreula.

En cuarto de carrera me fui de Erasmus a Bolonia. Vivía una residencia de estudiantes, el Murri, en San Lazzaro di Savena, en un piso multicultural: una japonesa, una rumana, una holandesa, una americana … y allí se hablaba inglés e italiano. Mis vecinos eran senegaleses, sudaneses, italianos y españoles de otros lados… Descubrí que eso de hablar idiomas tenía sentido, que el inglés valía para algo más que repasar cada año el verbo “to be” y hacer ejercicios de huecos. En la universidad conocí al lector de español, “¿qué era eso de “lector” que nadie me había hablado nunca?”. Empecé a dar mis primeras clases con un intercambio italiano-catalán. También desconocía que había italianos dispuestos a aprender mi lengua y que amaban tanto la literatura catalana.

Al llegar a Valencia no sé cómo llegué a Valencia Acoge, pero si recuerdo mi primer día. Llegué con mi bicicleta después de cruzar Primado Reig a toda velocidad. El olor de aquella casa vieja y húmeda, las escaleras estrechas que subían a mi aula y al pequeño despacho de Roberto Ortí, entonces responsable de las clases, tan lleno de papeles como del humo de sus Ducados… “¿Quieres dar clase? Pues empiezas mañana”. Clase cero (para ellos y para mí): una pizarra de las de tiza y doce alumnos chinos, paquistaníes y argelinos que no hablaban “papa” de español. “¿Y yo qué les cuento a estos?” Y sobre todo, ¿cómo? En la facultad estudiaba de monemas, fonemas, semas y otros conceptos lingüísticos que no me servían de nada. ¿Verbo? ¿Qué sabían ellos qué era un verbo? Todos callados. Muchos de ellos era la primera vez que pisaban una clase, que conocían a gente en su misma situación, que alguien los “acogía” con o sin papeles…

La clave era la formación. Empezaron los cursos: primero cursos sobre inmigración con el Patronat Sud-Nord y con el colectivo IOE. Luego mi primer curso de formación de profesores de ELE y alfabetización en el CEP y la asistencia a Expolingua en Madrid y a un congreso sobre interculturalidad en Girona. Encontrar a tantos profesionales trabajando en esto fue inspirador, pero sobre todo descubrir que había otra forma de dar clases: juegos, imágenes, diferentes formas de evaluación, roles, lluvias de ideas, árboles de palabras, algo llamado “aprender a aprender”…, una bocanada de aire fresco.

En una de las clases, mi alumno preferido, el señor Chen, dueño de un restaurante chino en la calle Bilbao, empezó a contarme un cuento de su país con sus parcas palabras. Nos comunicábamos con dibujos y expresión corporal, pero era la primera vez que los estudiantes chinos se lanzaban a hablar. Se lo comenté entusiasmada a Roberto y él lo vio como un proyecto de investigación, una nueva experiencia didáctica que teníamos que desarrollar. De Roberto oímos por primera vez mi compañero Maxi y yo sobre el método comunicativo y el enfoque por tareas. Tenía en un altar a un tal (san) Zanón. Nos prestó sus viejas fotocopias subrayadas  (Zanón, Estaire & Zanón, Gómez del Estal & Zanón, etc.) como si nos pasara un incunable robado de los archivos vaticanos, todo un tesoro.

De ahí me fui a Barcelona a hacer el curso de formación de profesores con Llobera, Martín Peris, Lourdes Miquel, Neus Sans (¡incluida visita de Zanón!)…, profesores de los que tanto se aprende. Luego a la India de lectora, al Instituto Cervantes… En 2011 aterricé en la web 2.0…

Anuncios

6 thoughts on “Cómo llegué a profesora de ELE

  1. Qué ¡linda! historia Roser. Casi te pude ver pedaleando en tu bicicleta. Y parece que por elf inal, esta historia promete segunda parte, a partir de la India. Espero sentadita para cuando llegue el aviso de tu próximo post.

  2. Roser:

    Quina emoció assistir a aquest exercici de reflexivitat i autobiografia! I tot des del sentiment: definitivament no podem renunciar al component emocional en els processos d’ensenyament-aprenentatge! Espere amb ganes la continuació d’aquest relat. Deixa’m saber quins projectes tens ara entre mans. Un bes. Maxi.

  3. Hola Roser, ¡Cómo me hubiese gustado tenerte de profe! Veo grandes historias entre “De ahí me fui a Barcelona” y “aterricé en la web 2.0”. Las contarás, ¿verdad?

  4. Yo tambieen he pasado por Valencia-Acull, sigo teniendo contacto. Hoy me ha facilitado Maxí tu dirección, de verdad he disfrutado leyendo tu vivencia con lo que dices tus primeros alumnos. Me hubiera gustado conocerte, pero, de todas formas te envio un abrazo. Carme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s