Alfredo Landa. Atraco a las tres (actividad ELE) y otras películas.

Se ha muerto Alfredo Landa, un actor al que le tengo simpatía por tres películas, Los santos inocentes (Mario Camus, 1984, adaptación de la novela de Miguel Delibes), quizás la mejor de ellas, que transcribí en 2004 para la Embajada de España en Vietnam. Transcribir los diálogos, no traducirlos (mi vietnamita no daba para tanto). Eso significa que tuve que ver cada escena veces y veces hasta copiar palabra por palabra todos los diálogos (5885 palabras exactamente, y eso que no hablan mucho en la película). Todo ello con el fin de pasar la censura (sin comentarios).

La película se sitúa en la Extremadura de los años sesenta. Se anuncia la llegada de la señora Marquesa al cortijo regentado por Don Pedro. Paco, el Bajo, es trasladado desde La Regla a la Casa Vieja, cerca del pueblo. Le acompaña su familia: Régula, su esposa, Azarías, el cuñado, y sus tres hijos, Quirce, Nieves y la Niña Chica. El señorito Iván, un gran aficionado a la caza, cuenta siempre con Paco para seguir manteniendo su fama en todas las batidas que organiza. Paco es el mejor:

PACO: Yo flaqueaba en La Carra y un día se me presentó el Ivancito con una escopeta vieja y me dice: “Mete y saca los cartuchos por los cañones de escopeta cincuenta, cien veces, hasta que te canses… y si lo logras ser el más rápido, con tu olfato y tu memoria, no habrá nadie en el mundo que te eche la pata como “secretario””. Y al cabo de un mes, voy y le digo: “Ivancito, hijo, en un amén te saco y te meto los cartuchos de la escopeta”. “Eso hay que verlo, Paco, no seas presumido”. Y cuando le hago la demostración: “Esto marcha Paco, no lo dejes, sigue entrenándote”. Y yo por la noche “ris ras, ris ras”, y tu madre se impacientaba: “Estás tonto, Paco, ¿estás tonto o qué te pasa?. Empezó la caza de muy niño, la señora decía que era una locura, de día de noche, en invierno, en verano, y en el año 43, en el ojeo del día de la Raza, el Ivancito entre los tres primeros, ¡algo nunca visto!. Había veces que tenía tres y cuatro pájaros sueltos en el aire, ¡increíble! y era un crío, con trece años mal cumplidos,… codeándose con Tera, y al lado de los mejores escopetas de Madrid. Ya entonces se había acostumbrado a mi compañía de caza…

Las fiestas se suceden en la Casa Grande, la Marquesa continúa siendo muy espléndida con sus criados, se celebra por todo lo alto la Primera Comunión de su nieto. Don Pedro tiene problemas con la coquetería de su mujer, doña Purita, y el señorito Iván sale una y otra vez de caza. Sus amigos únicamente ven a la familia de Paco como una imagen típica de la zona (costumbrismo cinematográfico). Un día Paco se rompe una pierna al caerse de un árbol, esto irrita a Iván, que no le permite recuperarse y le arrastra a nuevas cacerías hasta que Paco no se puede mover. Los siguientes días de caza se vuelven contra Iván, que no consigue ninguna presa. Prueba a Quirce y no le sirve; no tiene la destreza de su padre. Se lleva a Azarías y aunque lo hace mejor, no le parece tan bueno como Paco.

Paco es un sabueso que obedece a Iván de una manera servil, uno más de su jauría. Un retrato espeluznante y estremecedor de la España profunda.

La otra película que me gusta de Landa es “Atraco a las tres” (José María Foqué, 1962), una película que llevo trabajando en clase de ELE desde 2003, cuando preparé esta actividad para un curso de formación de profesores de ELE que impartí en el Instituto Cervantes de Damasco y de Amman (“Actividades de cine en el aula de ELE: la tele, el vídeo y el ordenador”), y que acabo de publicar recientemente en la Revista RutaELE, nº 4.

RutaELE, nº 4La película es una sátira de la sociedad española de los años 50. Landa tiene un papel secundario, pero brillante. La película narra con humor negro el plan y la ejecución de un atraco en una sucursal bancaria. La actividad de ELE, diseñada para B2, consiste en ver algunas secuencias de la película e ir adivinando qué ocurrira (futuro de probabilidad). Corté las escenas que me interesaban para desarrollar la tarea con el programa Tubechop.

La tercera película que me gusta de Landa es El Crack (José Luis Garci, 1981 y 1983). Esa escena en la que se está comiendo un filete con patatas en un bar de poca monta en el Madrid de los 80, entran unos a llevarse la pasta y el detective Areta, un tipo duro al que le gusta el boxeo como a los detectives americanos, ni se inmuta. Es un homenaje al cine y a la novela negra (sobre todo a El halcón maltés de Dashiell Hammet, llevada al cine por John Huston en 1941 y protagonizada por Humphrey Bogart). La pusieron hace poco por la RTVE (al menos en el canal internacional) y la vimos Luis y yo. Nos parecía todo tan familiar y tan viejuno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s