Hello Miss!, Ciao Miss! Paseo por la calle Benin en Addis

Hoy es el primer día que me lanzo a caminar por la calle sola. Salgo de nuestro hotel en búsqueda de una farmacia y camino unos treinta minutos a buen ritmo. Pronto me doy cuenta que me falta el aire (estamos a 2355m) y lentifico. Voy por la calle Benin, desde la mezquita que están enladrillando con gresite de piscina hasta la catedral de San Jorge.

Al salir del hotel hay un montón de niños jugando, unos dirigen un aro de metal con la varita, otros arrastran una bolsa de chapas y lanzan en corro una tella como en el sambori. No puedo adivinar las reglas de su juego.
Hay casas de adobe y techo de uralita al lado de otras construcciones de madera y cemento. Estamos en la zona de Piazza y hay un montón de chupaderos donde se toma cerveza (St. George, Dashen, Meta, Harar…), aguardiente (areke) y licor de miel (teich). También hay pequeños cafés que desprenden un intenso aroma de café e incienso.
Las peluquerías te pueden hacer los trenzados más elaborados que jamás puedas imaginar, algunos salones tienen fotos de famosos para que puedas imitar su estilo (Obama, Beyoncé o Rihanna son algunos de los que conozco). La cresta de Mario Balotelli causa furor entre los jóvenes, algunos la tiñen de rubio o, incluso, de dos colores. Visten muy modernos, con pantalones ajustados y rotos, bajos de cintura. Calzan zapatillas de deporte y los más pobres, cangrejeras de plástico. Las camisetas de la sección de fútbol de Etiopía y de Brasil están de moda. Ellas llevan faldas, vestidos, vaqueros… y a veces se cubren con una toca blanca tejida de algodón. También se ponen extensiones y postizos, aunque las veo más guapas con sus trenzas tradicionales. Mucha gente lleva tatuada una cruz en la frente o en la barbilla y llevan un crucifijo de madera colgando en el cuello. Las chicas musulmanas se cubren la cabeza con pañuelos de colores. Muchas mujeres cargan a sus bebes en la espalda, enrollados con una manta.
La gente vende naranjas, mazorcas de maíz, bananas o aguacates en carretillas y cestos. En cada esquina hay dos o tres limpiabotas. Hay tiendas pequeñas por todas partes donde venden productos de limpieza, higiene, legumbres, papelería, huevos, etc. En la calle principal hay algunas tiendas de calzado y de ropa, todo made in China. Muchos pasan anunciando lo que venden con un tipo de entonación particular, como en la India cuando pasaba el jaru-wala, el vendedor de manfoli, el del weight keralo etc., solo que aquí todavía no sé qué dicen (el viernes empiezo mis clases de amariña).
Algunas personas recogen o cargan leña de eucalipto. Hay mendigos por todas partes. Algunos pasean a la Virgen para recoger limosna. La gente se santigua y hace reverencias cuando pasa frente a la iglesia. Llaman a la oración por medio de altavoces, cantando, con un tipo de melodía que apenas se distingue del llamado del almuédano.
Los hombres pasean agarrados de la mano. Se saludan chocando el hombro de frente (saludo guerrillero), ellos, ellas, ellas y ellos. Algunos se dan tres besos en la mejilla.
Los autobuses y las mini-van van llenos de gente. Por todas partes hay escarabajos (Volkswagen). Mis hijos se daban un puñetazo y gritaban “bocho” cuando veían uno en El Salvador, de uvas a peras. Aquí no paran de ver bocho aquí, bocho allá y de darse golpes.
Unos burros cargados hasta las orejas cruzan la calle. Al poco, pasa un rebaño de ovejas y cabras. Pronto colgarán abiertas en canal en alguna carnicería.
Se construye por todas partes en esta ciudad, los andamios son de madera de eucalipto (igual que los de la India de bambú).
Algunos me saludan “hello miss”, “ciao miss”; uno baja la ventanilla del coche y me dice “hello, do you like me”, sin preguntar, afirmando. No sé si me quiere decir que le gusto o me pregunta si él me gusta a mí, en cualquier caso no es mi tipo 🙂 
Hay países que te enamoran a primera vista y este es uno de ellos, a veces me da la sensación que estoy en una calle de Delhi y cuando huelo a café, en un callejón de Damasco. Pura vida.
Deu.na seun.be.tu (bye!)

Anuncios

4 thoughts on “Hello Miss!, Ciao Miss! Paseo por la calle Benin en Addis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s