Lalibela, en tierras del mítico Preste Juan

Por muchas fotos y documentales que hayas visto de Lalibela y aunque el precio de la entrada eche a cualquiera para atrás (50 USD), si vienes a Etiopía no te puedes perder este lugar fascinante, especialmente si acudes durante algún festival religioso: Año Nuevo, Navidad, Epifanía, Pascua o el día del patrón de Etiopía, San Jorge. Es el lugar de peregrinaje más importante para los cristianos ortodoxos etíopes.
Las calles sin asfaltar, llenas de polvo, las casas de adobe, las iglesias y pasadizos excavados en la roca, los peregrinos y los monjes te transportan a otra época, quizás a la del Preste Juan, el “soberano más poderoso de la tierra”, como lo describió Jordano el Catalán.

La leyenda del rey Lalibela
El pueblo se llama Lalibela en honor al rey de la dinastía Zagwe que mandó construir los once templos (siglos XII – XIII). Se cuenta que el rey mostró signos de santidad desde su nacimiento. Cuando era un bebé lo rodeó un enjambre de abejas sin picarlo y su madre lo llamó por este hecho Lalibela, que significa “las abejas reconocen al rey”. Su hermano mayor, que se sentía celoso, intentó matarle y él quedó dormido. Los ángeles lo transportaron al cielo en este sueño profundo  y le mostraron un tipo de templos que querían que edificase en la tierra. Luego le ayudaron a construirlos y la obra quedó terminada en 24 años. Dicen que Lalibela llegó a vender a sus propios hijos como esclavos para poder terminar la obra. Antes de morir, se retiró a vivir como monje en uno de ellos.

El descubrimiento por los europeos
El primer europeo que visitó estos templos fue Francisco Alvares en 1521 y quedó tan impresionado que pensó que nadie le creería cuando contara lo que había visto. Comparó la iglesia de Golgota con la de Santiago de Compostela. Otro portugués, Miguel de Castañoso vuelve a describir las iglesias en tierras del Preste Juan.
En el siglo XIX varios europeos visitaron Lalibela y describieron las iglesias aportando ilustraciones y planos detallados, el alemán Gehrard Rohlfs (1868) y los franceses Simon y Raffray (1881).

La leyenda del Preste Juan

La dinastía Zagwe mantuvo excelentes relaciones con Alejandría ya que formaba parte de su patriarcado. El sultán Saladino también les concedió una iglesia y dos habitaciones en la residencia copta de Jerusalén, luego obtuvieron la concesión de otra residencia e iglesia cerca de la Natividad de Belén. Este compromiso con la cristiandad quizás alimentó la leyenda del Preste Juan en Europa, un rey cristiano en el corazón de África. El nombre del preste podría derivar de la palabra “janhoy”, que significa “elefante” y era el antiguo título real en lengua cusítica de los pueblos camíticos, descendientes de Kus, uno de los hijos de Cam, y antiguos pobladores de Nubia y Abisinia, según la historia semítica. Otro posible origen sería otro título real, “jan”, que todavía se utiliza en amariña, farsi, árabe, urdu, bengalí y otras lenguas indias. El título “negus” es de origen semítico, mientras que “jan” sería meroítico o cusítico, lenguas afroasiáticas (Milena Batistoni, A Guide to Lalibela, 2012, p. 34 -38).

Cuenta mi amigo Antonio García Espada en su libro Marco Polo y la Cruzada que la Carta atribuida al Preste Juan y la suerte de maravillas y poderes que los viajeros medievales (Jordano el Catalán, Odorico, Montecorvino, Marco Polo y Marignoli) le otorgaban (y que se encargaron de describir fantásticamente en sus libros de viajes) eran una píldora de ánimo y entrega moral para recuperar Tierra Santa para la cristiandad después de la caída de San Juan de Acre.

Los templos
El primer grupo simboliza el Jerusalén celestial y el segundo, el Jerusalén terrenal, entre ambos grupos se encuentra un arroyo llamado Jordán.
Iglesias del Grupo 1: Salvador del Mundo ( Medahne Alem), Santa María (Bete Maryam), Santa Cruz (Bete Meskel), Vírgenes Mártires (Bete Denaghel), San Miguel (Bete Kidus Mikael) o monte Sinaí (Debre Sina) y Santo Gólgota (Bete Golgotta), en esta última no permiten la entrada a las mujeres.
Iglesias del grupo 2: Emmanuel (Bete Ammanuel), San Mercurio (Bete Merkorios), Santos Gabriel y Rafael (Bete Kidus Gabriel ena Rafael) y Padre Líbano (Bete Aba Libanos).
Iglesia de san Jorge (Bete Giorgis), separada de los dos grupos por el Río Jordán, quizás la iglesia más impresionante o con una arquitectura más compleja porque tiene planta cruciforme y tiene tres enormes cruces excavadas en el techo.

Estudios y significado de los templos
El primer estudio completo de Lalibela es el del arqueólogo, arquitecto e historiador italiano Alessandro Augusto Monti Della Corte en tiempos de la ocupación (1939). Le siguen los de Beatrice Playne (1954), Irmgard Bidder (1959), Lino Bianchi Barriviera(1957-1963) que incluye excelentes dibujos, Sandro Angelini (1965), D.R. Buxton (1946-64), George Gerster y otros (1968), Jacqueline Pirenne (1984), Michael Gervers (1984 – 2003), Claude Lepage (1997) y D.W. Phillipson (2004).

Algunas conclusiones a las que llegan estos estudiosos (Batistoni 2012: 21 -29) es que las iglesias empezaron a construirse en el siglo VII, recogen elementos del imperio de Axum y de otros puntos de la cristiandad mediterránea como Egipto y Jerusalén. Después de las cruzadas y particularmente de la destrucción del Santo Sepulcro, hay una necesidad de reproducir los lugares sagrados. Las iglesias encierran un significado místico, quizás reflexionan sobre el Apocalipsis de Juan, y también son un signo de poder de la dinastía Zagwe para legitimar su reino. Esta dinastía de origen cusítico se les consideraba usurpadores que habían interrumpido la línea sucesora que descendía del rey Salomón y la reina de Saba, de origen semítico.

¡Benditos ángeles arquitectos!

Anuncios

4 thoughts on “Lalibela, en tierras del mítico Preste Juan

  1. ciertamente francisco alvares tenia razon, cuesta creerlo. tambien me sorprende el nivel de documentación que has alcanzado, ademas qeu no pierdes en tiempo con obras menores, todas las citadas son first class ;). a este proposito, hay un libro sobre misiones jesuiticas que aun no ha sido publicado de andreu alos moner (en cuanto salga te lo consigo) sobre la influencia de las técnicas de mahabalipuram en lalibela. ahi seguro que tu tienes algo que decir. besos familia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s