Las fuentes del Nilo Azul

Las fuentes del Nilo Azul (Abay en amariña) se encuentran a unos 30 km de Bahir Dar por una pista de tierra (poco más de una hora en furgoneta). Los jesuitas Jerome Lobo y Pedro Páez quedaron impresionados al ver estas bellas cataratas y “los mil arcoíris que el sol forma en sus aguas”. A ellas se accede cruzando el llamado Puente de los Portugueses, construido en tiempos del emperador Susenyos, según narra el jesuita Almeida (1623), aunque la leyenda local lo atribuye a Fasilidas, que goza de más reputación que su padre convertido al catolicismo.  El puente mide unos 60 m de largo y 3.5 m de ancho y está construido sobre unos 12 m sobre el caudal del río. Increíble cómo esta piedra y argamasa han resistido el paso del tiempo y las fuertes corrientes del Nilo.

Las cataratas son realmente hermosas. Miden unas 400 m de ancho y tienen una caída de unos 40m. Las presas hidroeléctricas que han construido a lo largo del río (Tis Abay I en 1964, Tis Abay 2 en 2001 y Tana Beles, 2010, el orgullo nacional y que tantos disgustos ha causado a Egipto y Sudán) han reducido la caída en casi un 70 por ciento. Dicen los guías locales que los domingos el caudal es mayor porque abren alguna presa.

Anuncios

2 thoughts on “Las fuentes del Nilo Azul

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s