Balance del curso 2016/17

Hoy terminamos el curso y, como llevo haciendo un par de años (2014/15, 2015/16), me gusta hacer balance y reflexionar un poquito.

Empecé el curso en agosto impartiendo dos talleres breves para los profesores de español de la Universidad de Delhi (India), sobre PLE y sobre el enfoque metodológico de Greg Thomson (Growing Participator Approach).

De vuelta en Adís Abeba en septiembre organicé una conferencia sobre literatura africana en la CEPA/UNECA con Sonia Fernández, autora del blog Literafrica y toda una experta en el tema. Sonia me invitó a participar en la campaña de Twitter “#100lecturasafricanas” durante los meses de diciembre y enero para dar a conocer la variada literatura africana.

Algunas actividades llevadas a cabo durante el curso fueron las de “Fueron felices y comieron perdices”, donde los alumnos de la Escuela Alemana idearon crónicas sociales de casamientos entre famosos; el Día de la Mujer en el que los alumnos realizaron una entrevista online con la Dra. Isabel Díaz Carretero (CSIC) y entrevisté a mi profesora de amariñael Día de Africa, en el que visitamos el recinto de la ECA y, recientemente, la charla en clase con Érica Ramírez, compañera nicaragüense del Centro de Idiomas de la ECA, periodista de formación, que nos estuvo contando sobre varias tradiciones de su país.

Este año he publicado algunas de las actividades de comprensión lectora que preparo regularmente para mis alumnos. Me encanta trabajar con materiales reales, artículos actuales del periódico que me llaman la atención y que llevo a la clase muy a menudo para comentarlos (expresión oral) y para su explotación didáctica, especialmente trabajamos el vocabulario de una forma contextualizada: Juan y Sinforosa (habitantes en un pueblo abandonado de Teruel), Trogneux 64 Macron 39, Día Internacional de Internet, Metapintura en el Museo del Prado y Si Fidel se equivocó mucho.

También en el blog algunas reseñas de cine y literatura etíope: The Texture of Dreams (Fasil Yitbarek), Tower in the Sky (Hiwot Teffera) y Beneath the Lion’s Gaze (Maaza Mengiste).

En mayo tuvimos la primera convocatoria de DELE en Etiopía, organizada por la Embajada de España, con 28 candidatos, 18 de ellos mis alumnos/as. Espero que les vaya muy bien y aprueben todos, aunque no todos se han preparado bien 🙂

Y con tantas horas de clase y de tiempo de preparación, ya no se le puede pedir más al cuerpo…

En noviembre hallamos los documentos que nos faltaban para completar nuestra investigación sobre El Quijote, ahora falta encontrar el momento para escribirlo y publicarlo, es todo un regalo.

El próximo curso, más. Felices vacaciones

 

 

Anuncios

El Día de la Mujer en la clase de ELE #CienciaUJI #mujerescientíficas.

Este año celebramos, como en cursos anteriores, el Día Internacional de la Mujer en la clase de español como lengua extranjera (ELE) de la CEPA/UNECA y la Escuela Alemana de Adís Abeba. Hoy, nos unimos también a la campaña lanzada por la Universitat Jaume I (UJI) para visibilizar el trabajo de las mujeres científicas  en Twitter (#donescientífiques #CiènciaUJI).

Hemos llevado a cabo las siguientes actividades:

La primera ha sido preguntarles a los estudiantes que harían ellos/as si fueran científicas. Hemos escrito las frases en la pizarra (oraciones condicionales: pretérito imperfecto de subjuntivo + condicional).

Luego hemos leído un par de artículos en El País y El Diario Vasco que se publicaron sobre el hallazgo de un equipo de científicos españoles del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) sobre las zeolitas estilbitas que abundan en las zonas volcánicas de Etiopía. La Doctora en Química Isabel Díaz Carretero descubrió que estos minerales pueden eliminar el flúor del agua. El exceso de flúor puede causar fluorosis dental y esquelética.  La profesora ha trabajado varios años en la Universidad de Addis Ababa para investigar y desarrollar este proyecto y ha patentado un material para la purificación del agua con las zeolitas (2013).  

El grupo de A2/B1 de la Escuela Alemana (DBSAA) ha hecho un resumen de los dos artículos. Los grupos de B1 y B2 de la CEPA han preparado una entrevista y esta mañana hemos tenido la suerte de poder entrevistar por Skype a la científica Isabel Díaz Carretero. Estas son las preguntas hechas por nuestros alumnos/as.

ENTREVISTA CON LA DOCTORA ISABEL DIAZ CARRETERO (CSIC)

Sandrine: ¿Cómo llega tu vocación de investigadora en el sector químico?

Isabel: Desde que estudiaba en el instituto me gustaba la química y ya en la universidad tuve claro que quería dedicarme a la investigación. Inicialmente pensé que me quedaría en la universidad dando clases e investigando a la vez, era lo único que conocía. Hasta que vino un científico del CSIC a darnos una charla sobre zeolitas, y así, con el tiempo, acabé en su laboratorio.

Lena/ Marcellin/ Virginie: ¿Cómo descubrió que estos minerales tienen la propiedad de eliminar el flúor? ¿Estaba sola en el hallazgo?

Isabel: Es un trabajo de investigación en el que se desarrollan ideas y se trabaja hasta que funcionan. ¿Sola? Ni mucho menos, somos un equipo y de hecho la mayor parte del trabajo experimental se llevó a cabo en el laboratorio del CSIC en manos de dos coinventores de la patente, Joaquín Pérez Pariente y Luis Gómez-Hortigüela.

Virginie: ¿El gobierno de Etiopía se ha implicado en la investigación?

Isabel: Sí, claro, la contaminación por fluoruro es un problema bien conocido en Etiopía, los dientes negros a lo largo del todo el Valle del Rift. El Directorado de Mitigación de la Fluorosis del Ministerio de Aguas y la Universidad de Addis Abeba han estado siempre a nuestro lado.

Sandrine: Si el mineral que habéis descubierto elimina totalmente el flúor del agua, ¿cómo se compensa la cantidad apropiada que necesitamos?

Isabel: Lo que hacemos es dosificar la cantidad de adsorbente para que quede en el agua una concentración por debajo de 1.5mg/L que es el límite establecido por la Organización Mundial de la Salud.

Carl: ¿Cuál es el tratamiento que se da a la zeolita para purificar el agua?

Isabel: Para purificar el agua solo hay que hacer pasar el agua por un contenedor con el adsorbente y por contacto, simplemente, el fluoruro se queda atrapado en el adsorbente igual que lo hace en los dientes y en los huesos.

Marcellin: ¿Cual es la fórmula química de la zeolita y cual es su principio activo?

Isabel: La palabra zeolita viene del griego, zeo (hervir) y lithos (piedra), por su capacidad de hidratarse y deshidratarse de modo reversible. La zeolita es un aluminosilicato de carga neta negativa que se forma dejando huecos ocupados por cationes calcio, en nuestro caso, que se pueden intercambiar. Esta es su mayor actividad, la de intercambiador iónico.

Marcellin: Hemos leído que los investigadores Luis Gómez-Hortigüela, Joaquín Pérez Pariente y Manuel Sánchez-Sánchez han formado parte de la investigación, ¿cuáles son los miembros etíopes de tu equipo?

Isabel: El Doctor Yonas Chebude es el investigador etíope de nuestro equipo.

Marcellin: ¿Podría desarrollarse una medicina a base de este mineral capaz de eliminar el exceso de flúor en el cuerpo humano?

Isabel: Las zeolitas se comercializan ya a día de hoy como complementos alimenticios que ayudan a eliminar toxinas, así que, ¡quién sabe!

Martha: Los etíopes creemos que las personas que viven en zonas volcánicas tienen los dientes muy estropeados. Sin embargo, los niños últimamente no tienen este problema porque toman agua clorada. ¿Qué nos puedes decir al respecto?

Isabel: Es un hecho que las personas que viven en zonas volcánicas sufren de fluorosis dental, el flúor viene de la disolución de las rocas volcánicas en los acuíferos, es un contaminante espontáneo de la naturaleza, un contaminante geogénico. Clorar el agua no elimina el flúor, en absoluto, el cloro sólo ayuda a eliminar bacterias. En niños, las primeras manchas son blanquecinas. Lo preocupante es que esto solo es una señal de que en el interior los huesos también están afectados por la fluorosis esquelética.

Sandrine: ¿Dónde se encuentra la zeolita en Etiopía? Si es en Afar, ¿hay algún tipo de competencia o conflicto de intereses con otros yacimientos minerales?

Isabel: La verdad es que no hemos encontrado indicios de zeolitas en Afar. Se conoce de la presencia de zeolitas en diferentes zonas a lo largo del Valle del Rift y sobre todo de la zona norte, de la región del Tigray.

Carl: ¿Cómo es o será el modo de explotación de la zeolita? ¿Beneficiará a la población local? (por ejemplo, para reemplazar la explotación de la sal).

Isabel: Los depósitos de zeolitas son superficiales, es decir, no hay que abrir una mina, simplemente extraerla de roca superficial. Sí, creo que beneficiaría y apoyaría al sector de la minería artesanal tan popular en Etiopía.

Virginie: ¿Hay otros países que tienen agua con mucho flúor y están interesados en su descubrimiento?

Isabel: ¡Desde luego! Empezando por España, en las Islas Canarias hay un severo problema de fluoruro en las aguas. También estamos avanzando en Méjico donde tienen un grave problema de fluorosis.

Dianne: ¿Cómo ha progresado o va a progresar su descubrimiento?

Isabel: Hay una empresa española que compró la tecnología y tiene ya el producto en el mercado, el mes que viene esperamos asistir a la inauguración oficial de la producción

Mikias: ¿Cómo ha sido trabajar y colaborar con la Universidad de Addis Abeba?

Isabel: Yo soy feliz en Etiopía, tengo vínculos personales y ahora he creado vínculos profesionales muy sólidos con la Universidad de Addis Abeba donde mantengo una plaza de profesor adjunto. ¡Soy medio etíope!

Heine: ¿Cómo se puede estar segura de que este descubrimiento en el futuro no va a encarecerse hasta el punto de que sea inaccesible para los etíopes? ¿Puede ser que el hecho de haberlo patentado convierta este mineral en algo inalcanzable para la gente?

Isabel: Mientras haya gente dedicada a erradicar la fluorosis, habrá recursos para financiarlo. No creo que ese sea el problema. En cualquier caso, nosotros no vamos a parar hasta que lo veamos implementado en Etiopía.

Philippe: Muchas gracias por tu trabajo y por colaborar con nosotros. Enhorabuena, mucho ánimo para seguir adelante con este proyecto y para seguir investigando en el futuro.

Isabel: Gracias a vosotros.

Nota: Los alumnos han detectado una falta de ortografia “halla/haya” en ambos artículos 🙂

Fueron felices y comieron perdices…

Esta actividad de expresión escrita consiste en hacer la crónica social de una boda. Va dirigida a estudiantes de A2-B1 y se puede llevar a cabo en unos 30-40 minutos. Facilitaremos a nuestros alumnos/as revistas o periódicos. Les pediremos que recorten las caras de dos personajes que les gusten para formar una pareja y que las peguen en la plantilla que les damos con los novios. La crónica se redacta en pasado y pueden aparecer detalles como:

  • Los personajes que se casan (breve presentación).
  • Lugar y día de la boda, ceremonia, restaurante, número de invitados…
  • Menú de la boda.
  • Descripción de los vestidos, la música…
  • Cómo se conocieron los novios.

Les ha parecido muy divertido. Aquí algunos ejemplos:

Y a mí no me dieron porque no quisieron…

El Día de la Mujer en la clase de ELE en la UNECA

Hoy hemos celebrado en la CEPA/ECA el Día Internacional de la Mujer. En la clase de ELE no había muchos estudiantes porque más de uno ha optado por celebrarlo con colegas y amigas en una comida que ha tenido lugar en la misma sede de la UNECA.

En clase hemos hecho una actividad de expresión escrita (15 – 20 minutos) en la que los estudiantes han descrito a una mujer que admiran de su país.

Día Internacional de la MujerDía Internacional de la Mujer, ECA

Este es el resultado:

La Embajadora Konjit SineGiorgis de Etiopía, que tuvo una larga carrera en el servicio diplomático etíope y en la Unión Africana.

Marjorie ‘Nola’ Beabrun, fundadora y cantante del grupo haitiano Boukman Eksperyans.

La enfermera Zebider Zewdie, fundadora de la ONG etíope Mary Joy Development Association (MJDA).

La actriz británica Judi Dench.

La francesa Peggy Pascal, que ha desarrollado los “huertos en un saco” en Kenia y otros países.

Abebech Gobena, fundadora de un orfanato en Etiopía.

La filósofa francesa Simone Weil.

La astronauta canadiense Roberta Bondar.

La médica belga Isala Van Diest.

Djamila Bouhired, comandante del ejército argelino para la liberación nacional.

La emperatriz etíope Taitu.

La pintora etíope Abezash Tamerat.

Fikradis Nekatibeb, cantante etíope.

La madre de un alumno coreano, por ser su madre y apoyarle en todo.

¿Las conocéis? ¡Hay mucho que aprender de todas ellas!

¡Feliz Día de la Mujer!

 

 

 

¿Quedamos? Actividades con WhatsApp en la clase de ELE

Son muchas las “Razones para usar WhatsApp en clase“, especialmente destacaría que cohesiona mucho a los grupos y aumenta la motivación. Este final de curso he llevado a cabo dos actividades usando Whatsapp que los alumnos han disfrutado especialmente, así que el curso que viene pienso desarrollar muchas más.

Una actividad con la que nos reímos mucho fue la de los emoticonos (“WhatsApp en la clase de ELE” de Carlota Rylance), que consiste en contar lo que has hecho el pasado fin de semana usando entre 15 y 20 emojis. Los estudiantes tienen que escribir qué hicieron los compañeros interpretando los ideogramas.

Screenshot_2015-08-17-17-26-06
Actividades en la clase de ELE con WhatsApp. Foto: eaTropía

La otra actividad que he desarrollado aporta una experiencia real, ya que quedar con nuestros amigos por WhatsApp es algo que hacemos habitualmente fuera del aula. La actividad la he realizado con dos grupos de B1 y B2.

Repartimos una reseña cultural breve a cada alumno/a de una actividad que tiene lugar en una misma ciudad o alrededores. En este caso elegí Madrid y los siguientes actos:

  • presentación de un libro
  • exposición de pintores impresionistas en el Museo Thyssen-Bornemisza
  • ARCO, feria internacional de arte
  • hotel recién restaurado “con encanto”
  • restaurante con dos estrellas Michelín
  • camping con piscina climatizada a las afueras de Madrid
  • concierto de jazz
  • bar donde se baila salsa
  • web del ayuntamiento de Chinchón

Cada alumno/a hace una lectura silenciosa de su texto y pregunta sus dudas a la profesora. Imaginamos que estamos toda la clase en Madrid durante el fin de semana y cada uno va a proponer un plan diferente según su texto y vamos a aceptar/rechazar las sugerencias de nuestros compañeros/as y quedar en un lugar/ hora para vernos.

Observaciones:

  • Si no existe todavía, se aconseja crear un grupo de WhatsApp para realizar la actividad.
  • Muchas veces los alumno/as “hablan” (escriben) al mismo tiempo y se cruzan las conversaciones (como en la vida wasapera misma).
  • Los correctores en inglés/ francés que muchos estudiantes tienen instalados en sus teléfonos complican la escritura en español.
  • El profesor puede participar como un “amigo” más y proponer planes o animar la conversación si lo considera necesario. En mi caso participé en una de las actividades y presté mi teléfono a una alumna en otro grupo.
  • Podemos mandar enlaces a páginas que creamos convenientes o incluso repartir los textos a cada alumno por WhatsApp. Nuestros textos estaban impresos.
  • No hicimos ningún tipo de correción durante la conversación que duró prácticamente toda la clase. El día siguiente revisamos algunos errores repetidos en la pizarra.

Algunos ejemplos:

A los estudiantes les resultó tan divertido que siguieron proponiendo planes fuera de la clase:

Screenshot_2015-08-17-17-26-25
¿Quedamos? Actividades en la clase de ELE con WhatsApp. Foto: eaTropía

Anécdotas:

Un alumno que no estaba en clase ese día pero sí en el grupo de WhatApp andaba un poco perdido 😉

¿Quedamos? Actividades en la clase de ELE con WhatsApp. Foto: eaTropía
¿Quedamos? Actividades en la clase de ELE con WhatsApp. Foto: eaTropía

Otras actividades para la clase ELE con WhatsApp

(EO: hablar sobre el uso del móvil, CO: visionado de un cortometraje y actividades, abreviaturas y símbolos frecuentes en SMS y WhatsApp).

(EO: hablar sobre el uso del móvil, CO: canción y actividades, CL: artículo y encuesta sobre el uso/abuso del móvil, vocabulario relacionado con el móvil).

(EE: plantilla para crear diálogos).

  • Facebook.com/PracticamosEspanol, imagen.

(EE: corregir los errores ortográficos y sustituir las abreviaturas en un mensaje de WhatsApp).

ELE. Actividades interculturales 1. Un cuento de Benín

Agnès Agboton es una autora beninesa que ha publicado varios libros sobre tradición oral y otros temas de cultura africana en español y en catalán. Hoy nos acercamos a esta escritora en nuestra clase de ELE con el cuento “Por qué el sol y la luna no salen juntos”, que narra el mito de la creación según la etnia gun. Elijo este cuento porque uno de nuestros estudiantes del grupo de B2, Marcellin, es beninés y también estudioso de los cuentos y tradiciones orales de su país.

Las leyendas de la creación empiezan en Benín con la pregunta “Eté Utú”, que en lengua gun significa “por qué”, de ahí el título de la colección de cuentos “Eté Utú. De por qué en África las cosas son como son” al que pertenece “Por qué el sol y la luna no salen juntos”.

Este cuento habla de los celos, la amistad y la sinceridad y explica el porqué de la enemistad de Hue, el Sol, y Sun, la Luna.

Foto: https://www.pinterest.com/pin/237494580325707547/
Foto: https://www.pinterest.com/pin/237494580325707547/

El Sol y la Luna eran muy amigos y siempre disfrutaban de su compañía. La Luna le propuso al Sol que mataran a sus hijos para estar más tranquilos. El Sol no estaba muy convencido, pero quería complacer a su amiga la Luna, así que metió a todos sus hijos en un saco y los echó al mar. El día siguiente el Sol fue a ver a la Luna, que estaba muy feliz, y se dio cuenta que ella no había matado a sus hijos y que estos brillaban en el cielo más que nunca.  El Sol entendió los celos de la Luna y se arrepintió de lo que había hecho y nunca más volvió a salir con ella. Y así hasta nuestros días.

En lengua gun, las estrellas se llaman “sunvi”, que significa “hijas de la Luna”, y los peces se llaman “huevi”, que quiere decir “hijos del Sol”. Cada vez que comemos pescado, hemos de dar gracias al Sol. Marcellin nos explica que estas leyendas de la creación no suelen contarse de día. Si lo hacemos, es mejor colocar una pestaña sobre nuestra cabeza, para prevenir la pereza.

El cuento tiene algunas palabras y expresiones que los estudiantes no conocen, así que trabajamos el vocabulario: entrañable, revolotear, atrevido, aprovechar, agarrar, declinar, sombra, a hurtadillas, confines, orilla, sumido, añorar, reír en sus narices, aliento, fulgor, tez mortecina, mofarse, desolación, charca, surcar el mar, senda, muy de tarde en tarde, asomar, feroz, tender una trampa, azada.

En la siguiente clase clasificamos algunos sinónimos de amanecer (esclarecer, romper el día, alborear, clarear, aurora, madrugada, alba, albor, aurora, etc.) y atardecer (anochecer, crepúsculo, puesta de sol, ocaso, etc.) que hemos entregado a los estudiantes de manera desordenada.

amanecer- atardecer
https://tagul.com/show/prj2i2kewetv/amanecer%2F%20atardecer

La siguiente actividad consiste en escoger el cuadro del sol o la luna que más les gusta y describirlo.

Previamente hacemos una lluvia de ideas con palabras que podrían utilizar para sus descripciones pictóricas (reflejo, alumbrar, deslumbrar, sombra, luz, iluminar, pincelada, rayo, colores fuertes/ cálidos/ pastel, óleo, acuarela, etc.). Esta lista de vocabulario puede ayudarles:

Finalmente hemos escuchado la canción de Mecano “Hijo de la luna” y tras explicar algunas palabras que les resultaban difíciles (hembra, conjurar, calé, payo, menguar, armiño, lomo, etc.), han reescrito la leyenda gitana que cuenta la canción.

7175971_f496

Entre mis leyendas favoritas (mitos de creación) está la de Ganesh y la Luna. Cuentan en la India que Ganesh era tan goloso que se podía pasar un día entero comiendo dulces. Un día, cuando regresaba a casa con la panza llena, se le cayeron al suelo algunas golosinas. Desafortunadamente, Chandra, la Luna, había presenciado la escena y empezó a reírse de Ganesh. Su cabeza de elefante, sus pies gruesos y su movimiento lento y torpe recogiendo los dulces del suelo le parecían muy graciosos. A Ganesh le molestó que se burlara de él y le maldijo que nunca más se vería en su plenitud. Pero la Luna se arrepintió y a Ganesh le pareció que su castigo era desproporcionado. Reflexionó y le dijo que, a partir de entonces, solo un día al mes no se vería la Luna y los días consecutivos a la luna nueva, crecería de tamaño y, después de quince días, volvería a verse llena. Es por eso que ahora podemos observar cómo la luna cambia de tamaño.

Esto sucedió el día de Chaturthi, así que si miras a la luna ese día puede que surjan algunos problemas, pero no te preocupes porque podrán arreglarse si escuchas el cuento de Krishna y la joya de Syamantaka, pero eso es otra historia…

Sant Jordi y la Feria de Sevilla en la clase de ELE

Sant Jordi/ Khdus Giyorgis es el patrón de Cataluña y de Etiopía, así que doble motivo para celebrarlo en nuestra clase de ELE. Empezamos con un vídeo y los estudiantes describen lo que ven (he repetido la misma actividad en diferentes grupos: A1, A2, B1, B2). Lo que más les sorprende no son los puestos de libros y flores, la cantidad de gente que camina por la calle o el ambiente primaveral y festivo, sino el precio de las rosas, ¡a tres euros cada una! (en Adis Abeba puedes comprar un ramo de veinte rosas por la misma cantidad).

Hemos visto otro vídeo donde la actriz Aida Folch habla de su libro favorito, La contadora de películas, del escritor chileno Hernán Rivera Letelier.

Los estudiantes han escrito una reseña de su libro favorito. Esta semana no han venido muchos estudiantes a clase debido a las manifestaciones que están teniendo lugar en Etiopía por el asesinato de varios jóvenes etíopes en Libia. Aquí la lista de sus libros favoritos (por orden alfabético de sus autores):

Haddis Alemayehu, Fəqər əskä Mäqabər (Love to the Grave) (Kidest, Etiopía)

Dante Alighieri, La Divina Comedia (Ottavia, Italia)

Jane Austen, Orgullo y Prejuicio (Martha, Etiopía)

Paulo Coelho, La bruja de Portobello (Silvia, Italia)

Paulo Coelho, El Alquimista (Nadia, Reino Unido)

Camilla Gibb, Sweetness in the Belly (Mathilde, Bélgica)

Antoine De Saint-Exupéry, El Principito (Jennifer, Estados Unidos)

Etgar Keret, Los siete años de abundancia (Sandrine, Francia)

George Orwell, 1984 (Chris, Canadá/ Kalle, Canadá).

León Tolstói, Ana Karenina (Rodion, Rusia)

Oscar Wilde, El retrato de Dorian Gray (Philippe, Madagascar)

Esta semana también hemos tenido en clase a una invitada especial, mi amiga manchega Llanos, que ha vivido (¿sobrevivido? 😉 ) muchos años en Sevilla y nos ha hablado de La Feria de Abril: el “alumbrao”, las casetas, el “pescaíto”, los coches de caballos, los trajes de flamenca, el “rebujito”, los toros, la Calle del Infierno y las sevillanas, ole, ole (que no olé). Nos lo hemos pasado muy bien con ella y hemos aprendido muchas cosas.

Caminante no hay camino…

Esta es una actividad que siempre tiene éxito en mis clases de ELE. El objetivo es describir lugares (en presente o pasado), hablar del tiempo y el clima, de la ropa, practicar preposiciones, hay/ tener/ estar/ ser/ gustar, querer, etc. Puede ser una actividad de expresión oral o escrita y puede adaptarse a varios niveles a partir de A2 (MCER).

El Camino de Santiago o El Camino del Inca pueden ser otros contenidos culturales relacionados con esta tarea. También la palabra «camino» puede dar lugar a una reflexión más filosófica como metáfora de la vida.

Podemos empezar explicando el significado de algunos refranes con la palabra «camino», como «Todos los caminos llevan a Roma», «Arrieros somos y en el camino nos vemos», «Camino malo, pásalo pronto», etc. o los famosos versos de Machado que dan título a esta actividad.

Se pueden imprimir las imágenes de los caminos y pegarlas en cartulinas o tener un tablero en Pinterest con varios caminos.

Los estudiantes escogen un camino, el que más les atrae del tablero, o pueden buscar otras fotos que les gusten más. Les pedimos que se imaginen en ese camino.

Estas son algunas preguntas que podemos plantear:

  1. ¿Por qué has elegido este camino?, ¿qué te gusta?
  2. ¿A dónde te lleva este camino?
  3. ¿Qué has dejado atrás?
  4. ¿Qué hay a tu derecha?, ¿qué hay a tu izquierda?, etc.
  5. ¿Qué ves al final del camino?
  6. ¿A qué huele el camino?
  7. ¿Cuánto tiempo llevas caminando?, ¿cuánto tiempo te falta para llegar a tu destino?
  8. ¿Qué tiempo hace?, ¿en qué estación del año estás viajando/ caminando?
  9. ¿Cómo vas vestido/a?, ¿qué llevas en la mochila?, etc.
  10. ¿Te has cruzado con alguien en el camino? (¿a dónde iba?, ¿quién era?, ¿cómo iba vestido/a?, etc.).
  11. ¿Cómo te sientes? (¿estás cansado/a?, ¿tienes miedo?, ¿estás contento/a?, etc.).
  12. ¿Ya has pasado por este camino otras veces?
  13. ¿Qué has hecho esta mañana antes de empezar a caminar?, ¿Qué hiciste ayer?, ¿Qué harás cuando llegues a tu destino?, etc.

Espero que disfrutéis la actividad y que «el camino os sea leve» 😉

Juegos para la clase de lengua extranjera

El último día de clase antes de las vacaciones estuvimos hablando de la Navidad y escribiendo cartas a los Reyes Magos. Todos mis estudiantes fueron muy generosos en sus deseos (salud, amor, paz en el mundo, etc.) a excepción de un ruso que pidió un apartamento con tres habitaciones en el centro de Moscú. Igual se lo trae Baltasar, que era etíope 😉. Una alumna pidió que los Reyes le trajeran todos los juguetes que tiene su profesora de español y me hizo mucha ilusión. Así que empiezo el Año Nuevo compartiendo mi revuelto de trastos:

1. Lisbeth (Quercetti). Juego para vestir a una muñeca con ropa y accesorios. Foto: eaTRopía
1. Lisbeth (Quercetti). Juego para vestir a una muñeca con ropa y accesorios. Foto: eaTRopía

1. La muñeca Lisbeth de Quercetti. Está imantanda y viene con ropa y accesorios. Podemos practicar imperativo con pronombres (ponte, ponle, pónselo, vístela, quítasela, etc.), vocabulario de ropa, condicional (si Lisbeth fuera a una fiesta que se pondría, si fuera invierno cómo la vestirías, tú te pondrías una falda como esta), hablar de gustos y expresar opinión,  precios de la ropa, etc.

2. Dobble (Asmodee). Juego de memoria visual. Foto: eaTropía
2. Dobble (Asmodee). Juego de memoria visual. Foto: eaTropía

2. Dobble de Annodee. Es un juego de memoria visual. Puedes practicar vocabulario y sirve también para romper el hielo. A los alumnos les encanta. Después de jugar pueden escribir las instrucciones del juego.

3. Story Cubes (Asmodee) para contar historias. Foto: eaTropía
3. Story Cubes (Asmodee) para contar historias. Foto: eaTropía

3. Story Cubes de Annodee. Dados con diversas acciones (caja azul), viajes (caja amarilla) o elementos de un cuento (caja naranja): princesa, castillo, caballo, etc. Para contar cuentos, representar con mímica, aprender vocabulario, contar aventuras o historias en el pasado, predecir qué va a suceder en sus próximas vacaciones,  etc. Solamente hay que tirar los dados y poner en marcha la imaginación.

4. Títeres de dedo (Imaginarium y otros). Foto: eaTRopía
4. Títeres de dedo (Imaginarium y otros). Foto: eaTRopía

4. Títeres de dedo de Imaginarium y de otras partes (los tengo muy bonitos de lana de un viaje a Bolivia). Para escenificar cualquier diálogo o acción, para representar un cuento, para saludar, para el discurso referido, etc.

5. Verduras y frutas de plástico. Foto: eaTropía
5. Verduras y frutas de plástico. Foto: eaTropía

5. Verduras y frutas de plástico para comprar y vender, para recetas de cocina, vocabulario, colores, imperativo con pronombres (dámelos, tómalo, pélala, pártelas, etc.).

6. Reloj de madera. Foto: eaTropía
6. Reloj de madera. Foto: eaTropía

6. Reloj de madera para aprender la hora, rutinas, acciones habituales, etc.

7. Shopping list (Orchand). Foto: eaTropía
7. Shopping list (Orchand). Foto: eaTropía

7. Shopping list de Orchard Toys. Juego de memoria visual para practicar vocabulario. Consiste en llenar el carro de la compra con una lista de cosas que necesitamos del supermercado. En grupos de nivel A2 – B1, los alumnos pueden hacer su propia lista, por ejemplo preparando una receta de cocina.

8. La familia. Foto: eaTropía
8. La familia. Foto: eaTropía

8. La familia, un dibujo que pintó mi hijo y me acompaña en todas las aulas donde doy clase. Para presentar a la familia y practicar vocabulario (parentesco, ropa, sentado/de pié, mayor/ menor, posesivos, etc.).

9. Juego de la oca (Difusión). Foto: eaTropía
9. Juego de la oca (Difusión). Foto: eaTropía

9.  Juego de la oca (Abanico, Difusión). Un juego para conocerse, revisar contenidos (gustos, descripción, anécdotas, etc.).

10. Food snap (BrainBox). Foto: eaTropía
10. Food snap (BrainBox). Foto: eaTropía

10. Food snap de BrainBox. Actividad lúdica para aprender vocabulario de comida y hablar de hábitos en nuestra alimentación. Consiste en emparejar cartas, el vínculo es que pertenezcan al mismo grupo de alimentos (grasas, frutas, verduras, carnes, pescados).

11. Cuentos de Mercer Mayer. Foto: eaTropía
11. Cuentos de Mercer Mayer. Foto: eaTropía

11. Cuentos de Mercer Mayer. Ilustraciones sin palabras para describir y narrar en presente y pasado, hacer suposiciones (qué crees que va a pasar, etc.). Mis favoritos estudiando amariña con el método de Greg Thomson, Growing Participator Approach.

12. Recortables. Foto: eaTropía
12. Recortables. Foto: eaTropía

12. Recortables de muñecas con ropa y accesorios (igual que con la muñeca Lisbeth, pero tengo varios para distribuir entre los alumnos).

13. Animales de plástico. Foto: eaTropía
13. Animales de plástico. Foto: eaTropía

13. Animales de plástico. Para vocabulario,  escenificar los cuentos, preposiciones, etc.

14. Cacharros de cocina y comidas de plástico. Foto: eaTropía
14. Cacharros de cocina y comidas de plástico. Foto: eaTropía

14. Cacharros de cocina de plástico. Para dar instrucciones, etc.  (igual que con las frutas y verduras, número 5).

15. Póster con ropa. Foto: eaTropía
15. Póster con ropa. Foto: eaTropía

15. Póster con ropa (igual que con la muñeca Lisbeth, número 1).

16. Archivadores con cuentos. Foto: eaTropía
16. Archivadores con cuentos. Foto: eaTropía

16. Archivadores con cuentos ilustrados sin texto (igual que con los de Mercer Mayer,  número 11). Un estudiante empieza describiendo la portada, el siguiente imagina de qué trata el libro, a veces describe al protagonista. Otro estudiante sigue con la página 1 y comienza a narrar lo que ocurre u ocurrió un día (érase una vez) y así una página tras otra hasta el final del cuento.

17. Toma una sonrisa. Foto: eaTropía
17. Toma una sonrisa. Foto: eaTropía

17. Toma una sonrisa. Para alegrar el día 😊

18. Sobres con imágenes (gente, paisajes,  caminos,  caras,  situaciones peligrosas,  casas,  etc.) recortadas de revistas y periódicos y pegadas sobre cartulinas.

19. Dibujos de Angela Thomson. Foto: eaTropía
19. Dibujos de Angela Thomson. Foto: eaTropía

19. Las imágenes de Angela Thomson para aprender vocabulario con la actividad “Quick and Dirty Dozen Vocabulary”,  según el método de Greg Thomson (Growing Participator Approach).  Esta forma de aprender vocabulario empieza con dos dibujos. El/la profesor(a) escoge, por ejemplo,  un gato y un perro y les dice varias veces a los estudiantes “Esto es un gato.  Esto es un perro”. Luego pregunta dónde está el gato y los alumnos señalan el dibujo, sin hablar. A continuación pregunta dónde está el perro.  Cuando los alumnos están listos, se añade un tercer elemento y así sucesivamente.

20. Viñetas de cuentos. Foto: eaTropía
20. Viñetas de cuentos. Foto: eaTropía

20.  Viñetas para contar historias, a veces desordenadas. Hay que añadir conectores,  imaginar un final, inventar un diálogo entre los personajes,  poner un título, etc.

21. Bingo de palabras. Foto: eaTropía
21. Bingo de palabras. Foto: eaTropía

21. Bingo de palabras para comprobar el vocabulario adquirido.

22. El bolso de la profe. Foto: eaTropía
22. El bolso de la profe. Foto: eaTropía

22. El bolso de la profe donde hay tarjetas de visita,  facturas,  etc. para que adivinen lo que ha hecho esa semana (pretérito perfecto compuesto).

Todos estos materiales pueden usarse para diferentes niveles, adaptarse a varios objetivos y complemetarse con otras actividades de expresión escrita y otras destrezas.

100 horas de amariña: Growing Participator Approach

Ayer cumplí 100 horas de amariña con el enfoque de Greg y Angela Thomson (Growing Participator Approach), hice el examen de la fase 1B y pasé a la fase 2. Después de 50 horas de escuchar a nuestras profesoras y grabarlas para memorizar el léxico, comenzamos a hablar. En la sesión 1 de la fase 1B jugamos a describir paisajes usando el vocabulario (animales, cacharros de cocina, personas, colores, etc.) y las preposiciones que ya conocíamos. En las siguientes sesiones hemos ampliado el léxico (aeropuerto, tiendas, campo y ciudad, nacionalidades, días de la semana y meses del año, más animales, más cosas de la casa, algunos adjetivos v más emociones y acciones) hasta llegar a las 750 – 800 palabras. Hemos aprendido a conjugar verbos en imperativo, presente, pasado y futuro. Hemos añadido algunas situaciones comunicativas nuevas (lexicarry) y hecho ejercicios fonéticos (dzoro-oreja/ doro-pollo, masmar-línea/ mismar-clavo, etc.).

Una de las cosas que más me está gustando del curso (y que ya he incorporado en mis clases de ELE) es utilizar objetos reales en la clase (muñecos de trapo, cacharros de cocina, muebles de la casita de muñecas, cochecitos, etc.) porque al verlos y tocarlos he comprobado que retenemos mejor sus nombres. Para aprender las cantidades me gustó mucho usar arroz (medio kilo, un poco, mucho, bastante, demasiado, etc.) y un vaso con agua (lleno, vacío, con hielo, etc.).

Algunas de las tareas comunicativas ya las conocía y las uso en mis clases: jugar al bingo de palabras, emparejar tarjetas, tocarse las partes del cuerpo (“Simón dice”), obedecer instrucciones reales del profesor (“ve a la pizarra y dibuja una casa”, “abre la puerta”, “cierra la ventana”, “corre, para, siéntate, levántate”, “enciende/ apaga la radio”, etc.), juegos de rol tipo comprador-vendedor en el mercado, etc. Las tareas que hacemos con los objetos reales eran nuevas y me han parecido muy útiles, especialmente las instrucciones (“coge la tetera, ponla en la cocinilla, enciende el fuego, calienta el agua, sirve el té en la taza azul, dáselo a la niña”, “coge la naranja, pélala, córtala, dale la mitad a tu compañera, cómetela, ahora lávate las manos”, etc.) y la práctica de saludos (la niña y el señor se saludan por la noche, dos hombres se despiden por la mañana, etc.). En amariña, igual que en árabe, los saludos son muy importantes y cambian según el momento del día y la persona a la que te diriges.

Muchas veces me he sentido perdida. Después de 70 horas de clase descubrí que lo que yo creía que era el infinitivo de los verbos, era la 3ª persona del singular masculino del pasado (pretérito perfecto simple). Después de 100 horas de clase todavía no sé cómo funcionan los artículos y no sé cuándo la 1ª persona del pasado termina en –w o en –hu o en –ku, pero estoy hablando y entendiendo lo que nunca hubiera imaginado.

Ayer empezamos la primera sesión de la fase 2 (contar historias, 250 horas). Todavía no nos está permitido escribir. Esto que al principio me resultaba tan duro, ahora me parece una ventaja, lo que sabes, sabes y fuera del aula no vas a mirar en tu cuaderno cada vez que quieres decir algo. Después de presentarnos, el nuevo profesor nos da un cuento con dibujos y nos dice que empecemos a contárselo. Empiezo yo: “Hay un pollito, tiene muchas plumas, lleva un sombrero rosa, el pico es de color naranja (después de tanto quejarme, ¡estoy usando las partes del cuerpo de los animales!). Va caminando por el bosque, está muy contento. Cerca del árbol se encuentra con…”. Siguen mis compañeras, una a una, hasta terminar el cuento. El profesor está sorprendido con nuestro nivel (hulum ambes-och-¡bravo!, literalmente, “todos leones”). Luego, nos cuenta él la misma historia, usa algunos conectores que no sabemos (“entonces”, “un día”, “porque”, etc.) y podemos interrumpirle cuando no le hemos entendido. Finalmente, grabamos la historia con nuestros aparatos y nos vamos a casa a escucharla.

¡Tedesetku-feliz!