Los lagos del valle del Rift, Etiopía

Los lagos del Valle del Rift son perfectos para escapar los fines de semana de Adís Abeba y desconectar: dar paseos, leer libros, comer pescado fresco y hacer alguna que otra foto a los pájaros.

El más cercano y mayor es el lago Ziway (a 160 km. de Adís Abeba), también conocido como lago Dembal. Está rodeado de higueras africanas donde reposan varios marabúes. Cada vez tiene menos agua debido a la sequía y a la floricultura de la zona. El hotel Haile es ideal para disfrutar del lago y almorzar de camino a Hawassa o Shashemene.

El lago Langano (a 200 km. de Adís Abeba) es el que ofrece más hoteles y campings. Es el único en el que te puedes bañar y hacer canoa porque no tiene cocodrilos ni bilharzia, el parásito que causa esquistosomiasis, pero el agua es color chocolate y hay bastantes olas.

La colonia de flamencos en el lago Abiata es la más numerosa ya que sus aguas alcalinas los atraen. Queda muy cerca del Parque Nacional de Senkele, uno de los lugares más bonitos del país.

Alrededor del lago Shala, entre las acacias, ágaves y chumberas, se pueden ver caravanas de camellos que llevan carbón vegetal hacia Mojo. Al suroeste, cerca del pueblo de Aje, se encuentra el lago Chitu, un lugar con actividad volcánica donde puedes bañarte en sus aguas termales que, según los etíopes, tienen propiedades curativas. Desde el hotel ‘10,000 Flamingos’ se disfruta de la presencia asegurada de miles de flamencos y una maravillosa vista de este lago con forma de corazón.

En los lagos Abaya y Chamo, en Arba Minch, hay un montón de hipopótamos. Los poblados ganjule y guji se dedican a la agricultura pero también los cazan. Los guji navegan en unas conoas similares a las que se usaban en el antiguo Egipto y vemos representados en sus pirámides y papiros (ambatch).

En todos estos lagos se pueden observar marabúes, pelicanos, garzas, ibis y cigüeñas. Es un paraíso para los amantes de los pájaros (francolines, águila pescadora, cormoranes, patos, cercetas, chorlitos, gansos, martines pescadores, etc.).

Los cinco lagos mas grandes de Etiopía:

Lago Tana (fuera del valle del Rift), a 1.840 m. sobre el nivel del mar, 3.600 km2 de superficie, 14 m. de profundidad, con muchas iglesias para visitar: Ura Kidane Mihret y Aswa Mariam, cerca de Bahir Dar y Debra Sina, cerca de Gongora.

Lago Abaya, a 1.268 m. sobre el nivel del mar, 1.160 km2 de superficie, 13 m. de profundidad.

Lago Chamo, a 1.235 m. sobre el nivel del mar, 551 km2 de superficie, 10 m. de profundidad.

Lago Ziway, a 1.846 m. sobre el nivel del mar, 434 km2 de superficie, 4 m. de profundidad.

Lago Shala, a 450 m. sobre el nivel del mar, 410 km2 de superficie, 250 m. de profundidad.

Anuncios

Shashemene, Etiopía

Shashemene es una ciudad sin demasiado interés turístico, pero es la capital no oficial de los rastafaris de Etiopía que se instalaron aquí en los años 40 y 50. Los motocarros (autorickshaws) estampan a Bob Marley, a Haile Salassie I o el símbolo del león en la parte trasera, mucha gente lleva rastas y gorros con la bandera tricolor etíope-rastafari (verde, roja y amarilla) y huele a ganja por todas partes.

El movimiento rastafari, surgido en Jamaica en los años 20 del siglo XX, soñaba con el retorno de la población negra a África. Etiopía era en aquellos días el único país no colonizado por los europeos y además Haile Selassie I fue coronado emperador. Se cumplía así una profecía del líder afroamericano Marcus Mosiah Garvey que dijo que el día que coronaran a un rey negro la liberación estaría cerca. Los rastafaris adoptan su nombre del emperador etíope, que antes de coronarse se llamaba Ras Tafari Mekonnen.

Comemos en el restaurante Spicy Caribbean Delight el último día antes de que lo cierren porque no les renuevan el alquiler. La dueña es una mujer originaria de Trinidad muy entrañable y estupenda cocinera que me invita a pasar a su cocina y compartimos una charla sobre formas de cocinar las habichuelas. Luis y yo disfrutamos su comida jamaicana: pollo o pescado frito del lago Awasa acompañado de casamiento, gallo pinto, moros y cristianos o como quieras llamar a este plato tan típico de Centroamérica y el Caribe  (arroz y frijoles).

Al lado del restaurante está la galería de arte de banana (Banana Art Gallery) del artista de las islas caribeñas de San Vicente y Las Granadinas, Ras Hailu Tefari (conocido como Bandy), donde vende sus diseños hechos con hojas de banana y exhibe medallas de Haile Salassie I.